Los peligros de ser una mami presumida o como arreglar barras de labios

Posted by Susana maria on viernes, mayo 29, 2015 with 7 comments
¡Hola chikitinas!

Por fin viernes, hoy vengo con una entrada un poco distinta, es un poco la esencia de este blog, es una muestra de lo que día a día nos puede pasar a las mamis presumidas, y ya no sólo mamis de niños humanos, que más de una me ha dicho que hay peluditos (perros y gatos) que también tienen fijación por el maquillaje, se ve que tienen alma de animalito presumido!!

Pues mi hijo, humano, (que a mis dos gatos, aún no les ha dado por eso), tiene obsesión con las barras de labios, y no es que las parta, es que las machaca y las hace puré. Por más cuidado que tengo, no se como se las apaña que de vez en cuando me coge alguna, claro, es que todos los bolsos tengo alguna y el tío es muy listo, lo sabe y busca hasta encontrar, incluso alguna que he dado por perdida, él la encuentra. 

Pues bien buscando como arreglarlas, estas  son las opciones que he encontrado, y las he recopilado para que elijáis la que más os guste o interese:


-Que tu barra de labios favorita se partió por la mitad, o por la base, no importa a que altura: Pues aplicas calor con mechero o vela (en mi caso vela) en ambas partes, hasta que se derrita un poco, las pegas y al frigorífico para que vuelva a ser la que era...

-Que tu precioso labial ha sufrido un atentado y está totalmente espachurrada: 

   1. La juntas como buenamente puedas con una mini espátula, la introduces en la nevera y que vuelva a ser una barra de labios o algo parecido.


   2. La juntas en un botecito, o te haces una paleta de labiales en un pastillero o algo parecido. Para aplicártelo luego necesitarás un pincelito, claro.

   3. Te puedes fabricar un bálsamo labial con color, bien mezclando con vaselina, o más natural, con un pelín de aceite de coco, de jojoba o manteca de karité. Tendrás un super-hidratante  y más natural imposible...Eso es lo que yo he hecho, le he añadido un poco de aceite de coco y en las fotos se ve el proceso y el resultado después de 2 horas en el frigorífico.
No se aprecia en la foto, pero la mitad del labial está en el fondo del capuchón.
Atención, el aceite de coco con el calor se vuelve líquido, así que añadir poco si no queréis que se convierta tu mezcla en caldito de labial en verano.

  4. O puedes experimentar con varios colores, mezclarlos e inventar un color nuevo y original!!! Esto no lo probé, que con el arte que tengo seguro que me sale un color kk.

¿Os ha pasado algo parecido alguna vez? Y si además vuestro pimpollo tiene dotes artísticas y te hace unas pinturas rupestres en la pared del salón, y no sale ni con lejía. Tienes dos opciones: vuelves a pintar de un color tan oscuro que luego ni se note las pintadas, o cobras a las visitas la entrada para que observen las maravillosas obras de arte de tu futuro Picasso.

La verdad,  ¿no sé que quería representar?

¿Y vosotras como arregláis el maquillaje? 

Muchas gracias por leerme y hasta la próxima...

Suscríbete
Reacciones: